¡Hola! 

¡Es un placer conocerte!

Me llamo Natalia! Soy un alma alegre, cálida, intuitiva y soñadora. Nací y crecí en Bogotá, Colombia, y vivo actualmente en el bellísimo estado de California. Estudié Nutrición y Ciencia de los Alimentos en la universidad y basé mi tesis de grado en la prevención de obesidad y diabetes tipo 2 en la infancia a través de una alimentación basada en plantas.

Creé esta pagina con el deseo de compartir contigo consejos holísticos y recetas para ayudarte a vivir una vida mas sana y balanceada!

♡ 


 Mi Filosofía 

Enfatizo una alimentación a base de plantas (vegana) para promover: la prevención de enfermedades crónicas relacionadas con la dieta, el bienestar de los animales y la protección de nuestro medio ambiente. Creo que la comida que consumimos día a día es el combustible que le damos a nuestro cuerpo, y alimentarnos con alimentos frescos y de calidad (en la medida de nuestras capacidades) es un acto esencial de amor propio. Cada día es una oportunidad para nutrir nuestro cuerpo, mente, y alma de adentro hacia afuera.


Donde Empezó Todo? 

En Colombia, el país alegre y hermoso donde nací, aprendí desde muy joven a participar en la preparación de cada comida en casa. Como es de esperar de alguien que crece en Latino América, la comida fue una ocasión de conexión humana, en el mercado, en la cocina y en la mesa. Una de las conexiones más significativas que tuve fue con mi abuela, la persona que me enseñó con su ejemplo todo lo que necesitaba saber para algún día poder cocinar por mí misma. De mi abuela, aprendí que preparar nuestras comidas diarias no era una molestia, sino al contrario, una actividad para hacer con paciencia y amor.

Las comidas en casa consistían en platos exquisitos tradicionales de nuestra cultura, pero también únicos por la creatividad culinaria de mi abuela. Recuerdo con claridad visitar junto con mi familia el mercado de campesinos cada Domingo para escoger ingredientes frescos, en gran mayoría estos consistían en una gran variedad de legumbres, granos, papas, verduras y frutas. Un momento decisivo en mi adolescencia fue cuando me conmoví profundamente por la cruel realidad que los animales han sobrellevado por la demanda masiva para consumirlos. A raíz de mi realización acerca de la cría intensiva de animales y inspirada por el ejemplo de mi familia sobre cómo podíamos preparar comidas nutritivas y completas sin el consumo de animales, tomé la decisión personal de consumir una dieta vegana a mis 14 años de edad. A partir de este momento, la comida y la cocina a base de plantas se convirtieron una parte integral de mi identidad. 

Mi pasión por la sanación holística surgió después de que alguien muy cercana a mi empezó a experimentar dolor crónico en su cuerpo. Acompañar a esta persona tan especial para mí a buscar ayuda a través de la medicina tradicional fue un proceso abrumador y difícil, y muy pronto me di cuenta que la abundancia de medicamentos recetados estaba generando más síntomas y no estaba ayudando a sanar la raíz de la enfermedad.  Con muchas ganas de encontrar una alternativa de sanación para mi mamá empecé a leer e investigar todo lo que pude acerca de la medicina holística y la terapia nutricional.

Este fue esencialmente un despertar para mí acerca del poder sanador de una dieta rica en alimentos a base de plantas y de terapias restauradoras como la acupuntura, la meditación y el yoga. Después de pocos meses de poner estos descubrimientos en práctica, mi mamá empezó a mejorar cada día y hasta dejo de tomar medicamentos.

Esta experiencia no solo encendió en mí la pasión de guiar a otros en su camino hacia una salud óptima, con la alimentación siendo un factor esencial para el bienestar, sino que me brindó una profunda comprensión sobre el papel principal que cada uno de nosotros tenemos en nuestros propios caminos de sanación. Hoy en día creo que cualquiera que sea la naturaleza de las dificultades que encontramos, aunque quizás no tengamos todas las soluciones a mano, tenemos un poder en nosotros mismos para devolver atención, luz, y armonía a las áreas de nuestra vida que más lo necesitan.


 

Copyright © 2018 Kindly Nourished